1920584_681551628576472_1439323589_n

 

Hace un par de meses me contactaron de la agencia Soon in Tokyo para hacerme una curiosa petición: querían hacer un pastel muy, muy, muy pequeñito para usar en la sesión de fotos de la nueva colección de relojes CAKE de WATXandCOLORS.

Realmente fue todo un reto, por dos motivos:

  1. El tamaño: tenía que ser lo suficientemente pequeño para que saliera de él un reloj de pulsera.
  2. Que el pastel aguantase el trajín, los focos y la manipulación de una sesión de fotos.

Después de reunirme con los directores de arte, decidimos hacer un pastel ficticio para su mayor resistencia. El exterior es comestible, pero el interior está hecho con corcho y con espuma rígida.

Pero no os creáis que fue nada fácil! El piso más grande tiene un diámetro de 10 centímetros, el del medio tiene 7 y el de arriba no llega a 5. Los ficticios de los dos pisos de arriba los tuve que hacer a medida porque no venden dummies tan pequeños. Además en la parte de arriba debía contemplar la opción de que la tapa del pastel se pudiera abrir para que saliera de él el reloj.

 

 

Hice dos maquetas, para evitar que hubiera ningún drama o posible percance. Ambos modelos, tenían que componerse de los cuatro tonos pastel de las correas que componen la colección. Compré los paquetes de fondant con los colores de Squires Kitchen ya teñidos. Son una preciosidad. Aunque no sé yo si me acaba de convencer la textura, tengo ahí una relación de amor-odio con su fondant.

 

1610003_681551191909849_600281431_n

 

 

Lo digo y lo repito, los peores clientes, son los directores de arte de las agencias, jajaja. Con todo el cariño, eh? Pero es cierto que de colaboraciones como esta, salen cosas muy, muy chulas. Gracias Núria, Javi y Virginia, fue genial trabajar con vosotros.